Portada > Cartas al director
Cartas al director
09/05/2008
Hermano Benedicto. Carta al Obispo de Roma
Recientemente ha viajado usted a los Estados Unidos de América, donde ha sido recibido y ha comparecido públicamente en diversos actos con el Presidente de este país, George Bush. Como bien sabe, este Presidente desde el inicio de su mandato ha desencadenado diversas guerras, que ya han producido centenares de miles de muertos, y llevado a cabo graves violaciones de los Derechos Humanos, siendo paradigmático el caso de...
Enviado por José ALONSO SÁNCHEZ, Cristiano católico
1 cartas al director
09/05/2008
Hermano Benedicto. Carta al Obispo de Roma
Recientemente ha viajado usted a los Estados Unidos de América, donde ha sido recibido y ha comparecido públicamente en diversos actos con el Presidente de este país, George Bush. Como bien sabe, este Presidente desde el inicio de su mandato ha desencadenado diversas guerras, que ya han producido centenares de miles de muertos, y llevado a cabo graves violaciones de los Derechos Humanos, siendo paradigmático el caso de Guantánamo, donde permanecen secuestrados por el Ejército, del que es Comandante en Jefe George Bush, centenares de ciudadanos de todo el mundo sometidos a toda clase de torturas y vejaciones.
En consecuencia, ha compartido usted gran parte de este viaje con el que ya es, por méritos propios, uno de los mayores criminales de la Historia, y sin duda el mayor del tiempo presente. No obstante, como dice el Señor los médicos han de acudir a los enfermos, ya que ésta es su misión, y no ha de ser motivo de escándalo que usted se haya acercado públicamente a ese monstruo.
No obstante sí hay un hecho, de todas las noticias que han trascendido, la cual ha de preocupar a cualquier persona, y es la coincidencia entre ambos Jefes de Estado en la condena del terrorismo. Como bien sabe, el concepto “terrorismo” no se encuentra definido en el Derecho Internacional, y los intentos de definirlo por la comunidad de naciones han sido vanos. Por ello, para el citado George Bush no hay más concepto de terrorismo que el suyo, y aplica el término terrorista a quien él quiere, procediendo contra cualquiera que él así designe igual con asesinatos masivos que selectivos, torturas o desapariciones forzosas; y cualquier coincidencia con este “hijo de las tinieblas” supone apoyo y bendición a sus crímenes, que sabe utilizar convenientemente para su propaganda.
He creído de interés informarle de estas circunstancias porque ya sabemos que los “hijos de las tinieblas son mas sagaces que los hijos de la luz”, y que con ellos hemos de comportarnos, como en cualquier situación, “astutos como la serpientes y sencillos como las palomas”. Por favor, no permita que su mensaje se confunda con el de ese criminal.
Fraternalmente, Pax et Bene.
Enviado por José ALONSO SÁNCHEZ, Cristiano católico